CÓMO CONSERVAR TU BOHODOT

Sabemos que cuando nos gusta un bikini, lo queremos usar todos lo días, por eso queremos darte algunos consejillos para que lo disfrutes al máximo… ¡y siempre en perfecto estado!

Cuando llegamos de la playa o de la piscina, hay que pasar el bikini por agua fría, de esta manera eliminaremos los restos de sal, arena o cloro.
Siempre que sea posible, hay que lavarlo a mano y con agua fría. Si lo haces en la lavadora, recuerda… programa de lavado en agua fría, sin suavizante y con centrifugado muy suave.
Y para secarlo, ¡evita la secadora!... Lo mejor es dejarlo secar al aire, en plena libertad, sin que le dé el sol de manera directa.

Home

Ajustes

Menú

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse